Los sensores de aparcamiento por lo general no vienen instalados en los coches más antiguos que encontramos en nuestras carreteras o que son coches de clase baja y que vienen con un pobre equipamiento, por eso no cuentan con sensores de aparcamiento.

Los sensores de aparcamiento son ideales para aquellas personas que no están muy habituadas a aparcar, y que nos ayudan mediante pitidos a saber donde se encuentra el coche de atrás y de alante. Si estás harto de darle golpes a tu coche y marcar el parachoques cada vez que aparcas, o estás hasta las narices de esos bolardos tan comunes hoy en día en las ciudades y que siempre golpeas con tu coche de una manera bastante brusca, tienes que hacerte con un sensor de aparcamiento que a continuación listamos.

Sensores de aparcamiento inalámbricos

Los sensores de aparcamiento inalámbricos son lo más recomendado hoy en día para instalar en nuestro coche. Esto es debido a su facilidad de instalación, ya su mantenimiento que apenas es de unas pocas pilas al año. Lo bueno de hacer una instalación de nuestro sensor de aparcamiento inalámbrico, es que no tenemos que hacer el cableado que va por todo el coche y por el cual debemos desmontar muchos componentes de este.

22,99
14,99
Envío gratuito

Valeo VAL092000NEW - Sensor parking

14 Nuevo Desde € 53,07
1 Usado Desde € 50,68
amazon.es
57,88
Envío gratuito
Última actualización: 17 noviembre, 2017 5:03 pm

Sensores de aparcamiento por cable

Los sensores de aparcamiento por cable generalmente no requieren de baterías, ya que funcionan con la energía que genera el coche, pro son complicados de instalar porque hay que desmontar algunos componentes del coche, como pueden ser los parachoques, para tirar los cables por ellos y así poder tener señal de los emisores de infrarrojos.

Deja de golpear tu coche

Las ciudades están llenas de todo tipo de adversidades para nuestro coche, por eso los sensores de aparcamiento nos ayudan a evitar las siempre que queramos aparcar entre dos coches o en batería. Normalmente la gente se compra un coche muy mal equipado y no le añaden sensores de aparcamiento que por lo general si los añades de la marca del coche, son muy caros y superan fácilmente los 1000 €. Por eso una de las opciones más asequibles y baratas es instalar unos sensores de aparcamiento de coches en tu coche fácilmente. Son unos pequeños detectores que se instalan principalmente en el parachoques trasero y opcionalmente en el delantero que lo que emiten son unos infrarrojos invisibles que detectan los objetos cercanos a ellos. Normalmente se instalan por parachoques entre 4 y 5 de estos sensores que detectan la cercanía de los objetos y nos avisan por qué lado tenemos más cercano ese objeto.

Sensores de aparcamiento de coche fáciles de instalar

Los puedes instalar o bien y tú si eres un manitas y si no lo eres lo ideal es que lo lleves a un taller especializado que te haga la instalación de tu sensor de aparcamiento.

Instalación del sensor en un centro especializado

No hay mucho que contar de la instalación de nuestro sensor en un centro especializado. Básicamente buscar en Google algún taller barato, que nos haga esta gestión de instalación de nuestro sensor de aparcamiento. Por lo general no tardan más de un día en hacer la instalación, ya que es una operación muy sencilla.

Instalación del sensor por tu cuenta

Si lo que quieres es ahorrarte el paso anterior y hacer la instalación del sensor de aparcamiento por tu cuenta deberá saber que tienes que ser algo manitas ya que esa instalación requiere de ciertas herramientas y dotes.  Si lo que vamos a instalar es un sensor de aparcamiento que cuenta con cables debemos saber que hay que desmontar los dos parachoques para poder realizar el cableado por dentro del coche. Si nuestro sensor de aparcamiento es inalámbrico, esta operación será mucho más fácil ya que todo irá si la necesidad de hacer una instalación de cables.

Pese a ello ambas operaciones tienen en común el que tenemos que taladrar el parachoques con una broca lo suficientemente grande para hacer un agujero que entre el detector infrarrojo del que ya os hemos hablado. Por lo que en la ferretería deberemos pedir una broca especial que sea de la misma anchura que el detector infrarrojo. Nuestro recomendación es que habléis con el ferretero y le llevéis el kit de  sensores de aparcamiento, para que lo vea, valore la anchura y nos venda una broca acorde a esa anchura.

Una vez tengamos las brocas para poder hacerlo sojeros cómo mediremos el ancho completo de nuestro parachoques y lo dividiremos entre el número total de sensores que tiene nuestro kit, para dividir la anchura entre el número de sensores y calcular la distancia a la que tenemos que realizar los agujeros para poder meter posteriormente estos detectores infrarrojos. Una vez puestos tan solo tendremos que colocar en nuestro salpicadero el receptor que nos avisará mediante pitido de la distancia a la que está el objeto en los parachoques y todo estará listo. Ya podremos circular.

Vídeo de la instalación de un sensor de aparcamiento

Este vídeo explica perfectamente como realizar la instalación de nuestro sensor

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…