Es nueva y asombrosamente competitiva. Se trata de la forma de movilidad privada de servicio público conocida como licencias VTC (vehículos de transporte con conductor), una alternativa a los taxis tradicionales que ha conquistado el mercado de forma vertiginosa.

Son la sensación en las ciudades españolas como Barcelona y Madrid no se queda atrás. Con la velocidad que los identifica, los VTC se abren paso de manera tan rápida que los conductores de taxis tomaron cartas en el asunto para preservar su mercado. Les pisan los talones.

1 licencia VTC en Madrid por cada 11 taxis

Las estadísticas nos indican que, en términos generales, hay un vehículo de alquiler con conductor por cada 11 taxis. Sin embargo, en el caso que nos ocupa esta diferencia se reduce: un VTC por cada siete taxis en Madrid, y el ritmo de crecimiento es progresivo. Arrasador. Y se da por cierto que este año se multiplicará las unidades de VTC en 200 por ciento.

Sin embargo, el gremio de los taxis ha iniciado movimientos que han llevado a que las autoridades de la ciudad tomen medidas para protegerlos. Así, en noviembre de 2017 el ayuntamiento de la capital española aprobó una medida de forma unánime en que se establece que los VTC  deben tener dos licencias para operar.

Pero los movimientos para evitar el ascenso de los VTC no ha quedado solo en lo legal. Se han dado caso de atentados con ácido o con piedras a vehículos de tipo VTC. Incluso la integridad física de los conductores ha llegado a estar en peligro.

Una serie de gestiones para conseguir las licencias de VTC

Las gestiones implican una serie de requisitos. Se debe hacer la solicitud de la gestión y el pago de la correspondiente tasa. La presentación de la solicitud de debe ser electrónica. Posteriormente se inicia un proceso de evaluación que podría requerir subsanar cualquier falla. Finalmente, se dan los resultados de dicha evaluación.

Asimismo, las restricciones a los Uber y los Cabify justo en el momento en que son un mercado en ascenso ha redundado en un aumento de los precios de las licencias. Los interesados están consiguiendo las autorizaciones mediante conocidos y por las ventas de concesiones de persona a persona. La publicidad en cadena ha sido la más favorecida aquí.

Otros han recurrido al sistema judicial para así buscar que los tribunales posibiliten la entrega de nuevas licencias. Toda una odisea ha resultado la llegada de este nuevo mercado debido a la oposición del gremio de taxis.

Peculiaridades que se dan en Madrid en torno a las licencias VTC

A pesar de la guerra sin cuartel entre taxis y VTC que se da en otras localidades españolas, algunos empresarios madrileños están comprendiendo las ventajas de unir ambos modelos.

De esa manera se está probando la confluencia de ambos modelos y todos ganan, tanto clientes, como taxistas y VTC.

En el pasado la experiencia de los taxis en Madrid daba cuenta de un cierto deterioro. Esta nueva modalidad podría ser un incentivo para que el sector de los taxistas tradicionales se adapte a los nuevos tiempos.

También es un hecho que hay quienes prefieren tomar el taxi de manera instantánea en cualquier sitio que les apetezca, a pesar de no contar con la sofisticación de Uber o Cabify.

Las licencias VTC el futuro del transporte en Madrid

El mercado de los vehículos de transporte con chofer pareciera estar apuntando hacia el modelo del futuro. Esta ofensiva del gremio de los taxis podrían terminar quedando como un última resistencia a los cambios propios de la revolución tecnológica.

En líneas generales, a pesar de los obstáculos, el público madrileño pareciera inclinarse por la integración de servicios. A pesar de que luego podrían prevalecer solo los VTC.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…